Fitoterapia y Menopausia

menopausia1

La privación de estrógenos que conlleva el cese de la función ovárica, con la llegada de la menopausia, trae consigo una serie de consecuencias para la salud de la mujer que en muchas ocasiones, aunque no siempre, pueden alcanzar intensidad suficiente para limitar de modo notable su calidad de vida: síntomas neurovegetativos (bochornos, sudoración nocturna), atrofia genital, sequedad vaginal, coitos dolorosos, molestias osteoarticulares, ansiedad, irritabilidad, insomnio o reducción del deseo sexual, entre otros. Además, en esta fase se produce una aceleración de la pérdida ósea fisiológica (osteopenia/osteoporosis), y aumentan las probabilidades de desarrollo de enfermedad cardiaca coronaria, en parte por la desaparición de los efectos protectores de los estrógenos sobre el sistema cardiovascular.

Para el manejo de estos problemas, el tratamiento estándar utilizado desde hace décadas son los estrógenos, solos o en combinación con gestágenos, en lo que se ha denominado terapéutica hormonal sustitutiva (THS). Con los años por el miedo a los efectos secundarios de la THS, la Fitoterapia, ha ido ganando interés entre las pacientes y el personal sanitario, y ha ido definiéndose en la práctica clínica a lo largo de los último saños.

La Fitoterapia se define como la ciencia que estudia la utilización de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica, bien para prevenir, aliviar o curar un estado patológico dado.
En los últimos años viene acumulándose una cantidad creciente de evidencias clínicas que sustentan el uso de preparados a base de plantas para el tratamiento de muy diversas afecciones, y concretamente para el abordaje terapéutico de los problemas derivados de la menopausia.

PLANTAS UTILIZADAS PARA EL TRATAMIENTO DE LOS SÍNTOMAS DE LA MENOPAUSIA

-SOJA, TRÉBOL ROJO-
menopausia2

Tanto la soja (Glycine max) como el trébol rojo (Trifolium pratense) son plantas ricas en isoflavonas.

Las isoflavonas son moléculas con cierta similitud estructural con los estrógenos, por lo que son capaces de interactuar con los receptores estrogénicos.

Existe una gran cantidad de estudios acerca del efecto de las isoflavonas sobre los sofocos de la menopausia, con resultados muy diversos debido a los distintos diseños utilizados (características de las pacientes, cantidad y tipo de isoflavonas estudiadas, etc).Confirman un efecto positivo de grado leve o moderado sobre la frecuencia y/o la intensidad de los sofocos.

Las isoflavonas que contiene la soja tienen una estructura química que les permite actuar en los mismos lugares que algunas hormonas femeninas, cumpliendo en parte el papel de los estrógenos, cuya disminución durante la menopausia puede provocar la aparición de sofocos, sudoraciones o enfermedades del corazón.

Por otra parte, las isoflavonas presentan, efectos positivos sobre el recambio óseo, estimulando la formación y reduciendo la reabsorción del hueso. En cuanto a su posible papel para la prevención de la pérdida ósea postmenopáusica, se ha observado un efecto frenador de los marcadores de reabsorción y un efecto estimulante de los marcadores de formación ósea en mujeres menopáusicas.

 

– SALVIA- (Salvia officinalis)

menopausia3

Es una planta de uso tradicional recomendada para el tratamiento de la sintomatología menopáusica.

Activa la circulación de la sangre y equilibra el sistema nervioso. Tonifica y nutre el cerebro, la memoria, los tendones y los músculos; y por otro lado relaja el S. Nervioso. Una buena alternativa para aliviar los sofocos, nauseas, vértigos, golpes de calor, sudoraciones nocturnas, dolores de cabeza, etc.

-LÚPULO- (Humulus Lupulus)

menopausia4

La humulona del lúpulo inhibe la resorción ósea, lo que produce una elevada protección frente a la osteoporosis.

  • Presenta propiedades estrogénicas, por lo que su uso es también recomendable en los trastornos asociados al climaterio, sobretodo en el tratamiento de los sofocos.
  • Contribuye a superar la frigidez y aumentar el deseo sexual en la mujer.
  • Es muy rico en polifenoles (antioxidantes naturales muy potentes)  que protegen de la acción perjudicial de los radicales libres, por lo que previene enfermedades cardiovasculares y envejecimiento.

OTRAS PROPIEDADES

*Aperitivo, abre el apetito.
*Sedante, tranquilizante frente al nerviosismo, sensaciones de angustia, miedo e inquietud.
*Combate el insomnio.
*Alivia los dolores de cabeza producidos por tensión o jaquecas.
*Eficaz para tratar nervios en el estómago.
*Favorece las digestiones en caso de dispepsia,(inflamación del estómago)
*Trata las diarreas gracias a sus propiedades astringentes

 

-CIMÍFUGA- (Cimicifuga racemosa)

menopausia5

La eficacia de esta planta es en todo comparable a la terapia hormonal. De hecho hay estudios que demuestran que tres cuartas partes de las mujeres respondieron mejor a la cimífuga que a la terapia hormonal. Este hecho es importante, sobre todo teniendo en cuenta que la terapia hormonal sustitutoria se da casi por rutina a las mujeres que entran en la menopausia, sin tener en cuenta que en algunos casos puede tener consecuencias negativas sobre la salud. Además, hay mujeres que tienen expresamente contraindicado el tratamiento hormonal, como las que tienen cáncer de mama, que empeora con la administración de estrógenos. En ellas el uso de extractos de cimífuga podría ser muy útil, ya que se ha comprobado que, a diferencia de los estrógenos, esta planta no estimula la proliferación de las células cancerígenas, sino que parece potenciar la acción del tamoxifeno, un medicamento que ayuda a prevenir su reaparición.

Otro de los problemas de la menopausia es la atrofia de la estructura de la mucosa vaginal, que se vuelve más seca. En estos casos, la administración de cimífuga ha demostrado ser útil para contrarrestar ese efecto.

Su acción estrogénica se ha comprobado clínicamente, lo que le confiere un efecto regulador hormonal. Por ello se recomienda para tratar dolores premenstruales y problemas relacionados con la menopausia. También resulta útil en caso de reglas dolorosas, espasmos y dolores musculares.

Una de las ventajas que ofrece esta planta es que puede tomarse durante largos periodos de tiempo sin riesgos para la salud. Estas indicaciones pueden ser útiles:

Se recomiendan de 3 a 6 cápsulas al día y entre 2 o 3 cucharaditas si se trata de extracto fluido.

Este producto está substituyendo actualmente mucho de los productos elaborados con soja, debido a que no presenta los problemas de alergias que produce la soja, ni el peligro de la soja transgénica.

 

-MILENRAMA- (Achilea millefolium)

menopausia6

Los griegos antiguos usaban la milenrama como remedio para detener todo tipo de flujos sanguíneos: hemorragias (tanto internas como externas), hemorroides, llagas, tumores, etc y la aplicaban en cualquier campo de batalla.  de ahí viene su nombre popular de “hierba de las heridas”En la actualidad, se sigue empleando para este uso.

Además de esta propiedad hemostática, a la milenrama se considera un buen tónico del sistema digestivo, un antiespasmódico y un calmante.  Por ello, es muy indicado para los calambres o cólicos estomacales.

Combate la ansiedad y el nerviosismo en la menopausia, a su vez resulta muy efectiva para los dolores menstruales y sus primeros sítomas (dolores de cabeza, hinchazón de abdomen, etc

 

-HIPÉRICO- (Hypericum perforatum)

menopausia7

Combate la depresión leve: numerosos estudios científicos avalan la eficacia del hipérico, también conocido como hierba de San Juan, en el tratamiento de síntomas propios de la depresión leve, como el decaimiento y la pérdida de interés. Entre los efectos adversos de esta planta se encuentran la fototoxicidad (reación a la luz solar) y puede interactuar con otros fármacos, especialmente con los empleados en el tratamiento del cáncer y sida, anticoagulantes y tratamientos hormonales. No se debe administrar durante la gestación y la lactancia

-VALERIANA- (Valeriana officinalis)

menopausia8

Combate los síntomas de ansiedad, irritabilidad e insomnio: la planta más popular para el tratamiento de estos trastornos es la valeriana, que mejora los estados de nerviosismo, tensión e insomnio.
La pasiflora usada en tratamiento de bochornos y ansiedad, La amapola de california y la tila también mejoran la ansiedad y el insomnio.

-HARPAGOFITO- (Harpagophytum procumbens)

menopausia9

Dolores osteomusculares: la acción antiinflamatoria y analgésica del harpagofito, una planta herbácea originaria de Africa, facilita el alivio de las afecciones reumáticas degenerativas, artritis, tendinitis y otros dolores, como gota y lumbago. No es recomendable el consumo en casos de úlcera gástrica y duodenal, y durante la gestación y la lactancia.
Junto con el harpagofito destacamos también la UÑA DE GATO, con efectos inmunoestimulantes y antiinflamatorios. Su eficacia en eltratamiento de dolores articulares, en la artritis reumatoide, así como en dolores menstruales ha sido comprobada.

-TÉ VERDE Y ALCACHOFA-

healthy green tea cup with tea leaves

Sobrepeso: entre las plantas más eficaces para combatir el sobrepeso se encuentran el té verde y la alcachofa. El té verde favorece la eliminación renal de agua y es coadyuvante en el tratamiento de la obesidad. Esta planta no presenta efectos adversos importantes, aunque por su contenido en cafeína no es recomendable el consumo en personas sensibles a esta sustancia. La alcachofa está indicada en dispepsias no ulcerosas, disfunciones hepatobiliares, hiperlipidemias, tratamiento del sobrepeso y regímenes especiales.

 

-ONAGRA-

menopausia11

Envejecimiento de la piel: la onagra o prímula es eficaz en el tratamiento de trastornos cutáneos, (dermatitis atópica), procesos inflamatorios crónicos (artritis reumatoide) y previene el envejecimiento cutáneo. Además, se utiliza habitualmente para el tratamiento de ciertos síntomas premenstruales, como la mastalgia o dolor de mama. Puede interactuar con fármacos antiepilépticos y fenotiazinas, empleadas en el tratamiento de la esquizofrenia.
Esperamos os sean de gran ayuda, en el próximo post cuidaremos la alimentación en la menopausia.

Deja un comentario