Plantas medicinales para tratar el síndrome de fatiga crónica o cansancio intenso.

Es un cansancio intenso y continuo (fatiga). Este no se alivia con el descanso y no es causado directamente por otras enfermedades.

Síntomas

El síntoma principal del síndrome es una fatiga profunda y persistente, la cual a menudo empeora después del ejercicio físico o mental.
Los síntomas pueden incluir dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga extrema.
El síntoma principal del SFC es el cansancio extremo, que es:
•    Nuevo
•    Dura al menos 6 meses
•    No se alivia con el reposo en cama
•    Tan intenso que le impide a usted participar en ciertas actividades
•    Empeora cuando se está en una posición vertical

Otros síntomas incluyen:
•    Sentirse muy cansado durante más de 24 horas después de realizar ejercicio que normalmente se consideraría fácil
•    No sentirse descansado después de haber dormido suficiente tiempo
•    Falta de memoria
•    Problemas para concentrarse
•    Confusión
•    Dolor articular pero sin hinchazón ni enrojecimiento
•    Dolores de cabeza diferentes a los que ha tenido en el pasado
•    Irritabilidad
•    Fiebre leve: 101°F (38.3°C) o menos
•    Dolores musculares (mialgias)
•    Debilidad muscular en todo el cuerpo o en distintas partes, que no es causada por ningún trastorno conocido
•    Dolor de garganta
•    Sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila

Síndrome-fatiga-crónica

Fitoterapia aplicada:
Maca: Tiene actividad antidepresiva como su efecto en situaciones de e estrés y mejora la función congnitiva. Es un buen tratamiento para el tratamiento de fatiga y estrés.También es utilizado para el síndrome de fatiga crónica.
Ginseng Coreano: por su acción sobre el sistema nervioso central, disminuyendo el efecto represor provocado por algunos pscofármacos u otras sustancias, incrementando el transporte de fenilalanina y el fósforo inorgánico, libre de la corteza cerebral. Estudios muestran que los gingenósidos poseen acción neurotrópicas y neuroprotectivas que pueden contribuir al aumento de la función congnitiva.También posee acción  represora sobre el sistema nervioso central, como consecuencia de la modulación en la neurotransmisión por parte de los ginsenósidos.
Por lo tanto, los gingenósidos actúan sobre el sistema nervioso central y no a nivel periférico, y sobre el sistema sensorial, sin afectar al sistema motor.
Precauciones dosis elevadas de ginseng pueden provocar: ansiedad, irrativilidad, nerviosismo, insomnio, hipertensión, dolor de pecho, efectos estrogénicos, cambios en la menstruación aumento de la líbido. No se recomienda con enfermedades cardiovasculares, cáncer y anticoagulantes. No combinar con café y estimulantes.
Mejor recomendarla para deportistas, trabajadores, aumenta la resistencia, no se recomienda más de 3 meses.
Ginseng siberiano eleuterococo: numerosos estudios demuestran el efecto protector del eleuterococo frente a estados de estrés físico y mental. Además es el ginseng más indicado para la mujer, porque estabiliza las hormonas femeninas.
Ginseng Americano: Actúa como adoptógeno por lo que mejora la tolerancia frente a diversos agentes estresantes, también fortalece las glándulas adrenales, lo cual es de especial importancia en aquellos que padecen estrés crónico.
También es un tónico del sistema nervioso central que le confiere un apoyo inespecífico del sistema nervioso central, que puede ayudar a restaurar la función neurológica tras un prolongado período de estrés.
Proporciona un efecto calmante en contraste con el efecto estimulante que se le atribuye al ginseng coreano.
Ginkgo Biloba: por su función como neuroprotector porque se ha demostrado que esta hierba aumenta el flujo sanguíneo cerebral y por consiguiente el aporte de oxígeno y de glucosa al cerebro. Además de mejorar la función vascular del cerebro, los estudios han demostrado que aumenta el GBE, una tasa que mide la información que se transmite a nivel de células nerviosas, capacidad que se debe principalmente a una influencia positiva sobre la función de los neurotransmisores. El extracto de ginkgo mejora la memoria, la atención y acciones cognitivas en general.
Jengibre: por sus propiedades antivirales resultan ideales para fortalecer el sistema inmunológico de las personas con síndrome de fatiga crónica.
Regaliz: por su capacidad como adoptógeno el regaliz se recomienda para el tratamiento de el agotamiento adrenal debido a que contrarresta los efectos de las hormonas adrenales. Por su contenido en glicerina, sustancia capaz de levantar el ánimo en los pacientes con fatiga crónica, permitiendo disminuir los síntomas de ansiedad y depresión.

Aswadanga: por su capacidad como adoptógeno frente al estrés. Pacientes con síndrome de fatiga crónica mejoran un 45 %con la aswadanga. Es un tónico nervioso actúa como regulador del sistema nervioso y muscular, provee al organismo de la energía necesaria para descansar y dormir. Estimula el sistema inmune deprimido y debilita el sistema inmune hiperactivo.
Esquisandra: Por su activadad como tónico del sistema nervioso, además de su impacto como adoptogénico ( modificación positiva de la respuesta al estrés), se ha demostrado que la esquisandra estimula directamente el sistema nervioso y mejora la claridad mental y rapidez de reflejos.

Astrálago:Por su capacidad como adoptógeno aumenta la tolerancia frente a los agentes causantes del estrés, en la medicina tradicional china se recomienda su uso como tónico en vez del panax ginseng. También tiene una acción vasodilatadora y se ha demostrado que disminuye significativamente la presión sanguínea, lo cual es especialmente importante en casos o de fatiga, agotamiento, convalecencia.

Deja un comentario