SEMILLAS DE CALABAZA Ecológicas

5,75

Sus múltiples beneficios derivan de un alto contenido en nutrientes esenciales para nuestro organismo: zinc, fósforo, cobre, potasio, hierro y magnesio.Poseen propiedades antiinflamatorias, emolientes y antiparasitarias. Son muy recomendables para las personas con osteoporosis, debido a su contenido de zinc que ayuda a retrasar el deterioro de la densidad mineral ósea. Y podemos usarlas en multitud de recetas, en yogures, desayunos y tentempiés!!

Contenido: 500g

Descripción

  1. Las semillas de calabaza son una rica fuente de zinc (una onza contiene más de 2 mg de este mineral benéfico), que es importante para la inmunidad, el crecimiento y la división celular, el sueño, el humor, los sentidos del gusto y del olfato, los ojos y la salud de la piel, la regulación de la insulina y la función sexual masculina.
  2. los extractos y aceites de semillas de calabaza pueden jugar un papel en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB, o agrandamiento de la próstata). La investigación sugiere que tanto las semillas de calabaza como el aceite de semilla de calabaza utilizado en combinación con la palma enana americana (Saw Palmetto) pueden ser particularmente benéficos para apoyar la salud de la próstata.
  3. Ayudan a mejorar la regulación de la insulina y ayuda a prevenir las complicaciones de diabetes al disminuir el estrés oxidativo.
  4. El aceite de semilla de calabaza es un fitoestrogeno natural y estudios sugieren que podría conducir a un aumento significativo del colesterol bueno “HDL” así como disminución de la presión arterial, bochornos, dolores de cabeza, dolor articular y otros síntomas menopáusicos en las mujeres postmenopáusicas.
  5. Las semillas de calabaza ricas en grasas saludables, antioxidantes y fibras, podrían proporcionan beneficios para la salud del hígado y del corazón, especialmente cuando se combinan con las semillas de lino.
  6. Las pepitas de calabaza son una fuente rica de triptófano, un aminoácido que su cuerpo convierte en serotonina, que a la vez se convierte en melatonina, “hormona del sueño”. Comer semillas de calabaza pocas horas antes de ir a la cama, podrían ser especialmente benéficas para proporcionarle a su cuerpo el triptófano necesario para la producción de melatonina y serotonina con el fin de promover un sueño reparador.
  7. Su ingesta es excelente para combatir lombrices intestinales en niños y adultos.
  8. Imprescindible añadirlas a la dieta cuando sufrimos de cándidiasis vaginal, intestinal o bucal, etc, así como para su prevención.
  9. El aceite de pepita de calabaza es un magnífico antiinflamatorio, tiene propiedades antiartriticas, tanto uso interno como uso externo en masajes.
  10. Ayudan a controlar la tensión en hipertensos.