Aceite zanahoria, Monoi de tahiti, Pepita de frambuesa

Aceite de Pepita de Frambuesa:

Este aceite vegetal es uno de los aceites más usados en el cuidado diario de la piel, ya que la ayuda a mantenerse hidratada y protegida, gracias en gran parte al alto contenido de vitamina E.

✓ Sumado a esto, el aceite de pepita de frambuesa posee una textura suave, de consistencia ligera y no tan espesa que ayuda a mejorar la respiración, además actúa como un excelente antiséptico, desinfectante y refrescante.

✓ Gracias a que el aceite de pepita de frambuesa posee ácido elágico que es un polifenol capaz de proteger a muchas plantas de la luz ultravioleta, funciona como un factor de protección natural que protege de la luz solar.
Esto lo hace ser un aceite muy efectivo en cuanto a protección se refiere. Además, su absorción es rápida y poco grasosa.

✓ Es un aceite vegetal que se recomienda para todo tipo de pieles gracias a sus propiedades calmantes y a que tiene la capacidad de reducir el enrojecimiento, la irritación o la aparición de eczemas.

✓ Al ser un aceite vegetal, tiene la característica de poderse aplicar directamente en la piel, y también la de que los aceites esenciales puedan diluirse en el para así aprovechar todas sus propiedades.

Ver producto en tienda online >

Aceite monoi de tahiti:

La palabra “monoi” en tahitiano se traduce como “aceite perfumado” y aunque es una de las características más agradables no es la única.

Desde el año 1992 existe una denominación de origen referida a él con la que salvaguardar su autenticidad y todas las propiedades que tiene y que tantos beneficios nos aportan.

El aceite de monoi es muy apreciado como:

✓ Antiarrugas: contiene vitaminas A y E que contribuyen a regenerar los tejidos y mantener una piel joven y tersa, haciendo desaparecer las arrugas y signos de expresión.

✓ Bronceador: además de proteger la piel del sol y de los efectos nocivos de los rayos solares, es capaz de acelerar el bronceado, prolongarlo y además darle un aspecto más natural y uniforme.Podemos encontrarlo en presentaciones tanto con distintos factores de protección solar para asegurarnos un bronceado duradero y una piel protegida según nuestras necesidades, como sin nada de factor de protección si queremos usarlo después de tomar el sol o durante las horas menos centrales del día.

✓ Reafirmante: tiene ingredientes activos que proporcionan gran hidratación a la piel, haciendo que no pierda su humedad y, por ello, que se vuelva más elástica y tersa.

✓  Hidratante para el cabello: aplicado sobre el pelo, el aceite envuelve las fibras capilares para protegerlas de la sequedad, hidratándolas para darles más fuerza y que no se rompan. Sus efectos reparadores benefician especialmente al pelo seco y rizado, dejándolo suave, brillante y fácil de peinar.

Aceite de Zanahoria:

✓ Capacidad de nutrir y revitalizar la piel. Esto resulta realmente positivo para cualquier tipo de piel, pero si la tienes seca y/o con tendencia áspera, entonces te irá de perlas.

✓ Rico en vitaminas A y E, lo que otorga una mayor elasticidad y luminosidad. ¡Ideal para pieles maduras!

✓ Apto para usar sobre el cuero cabelludo. Si notas picores o sequedad en la zona del cuero cabelludo, prueba a mezclar unas gotas del producto con tu champú habitual y aplicártelo sobre el cabello mojado.

✓ También resulta muy útil combinarlo con productos de protección solar para ayudar a acelerar el proceso de bronceado. Eso sí, no lo intentes si tu piel es demasiado pálida.

Ver producto en tienda online >

DESCUBRE TODOS NUESTROS ACEITES