¡Cuida tus defensas y sistema respiratorio con YEMOPROLIS!

YEMOPROLIS contiene una sinergia de concentrados de frutos frescos (bayas de saúco, grosellero negro e higos), fitoterapia, yemoterapia y aromaterapia específica para combatir las afecciones del sistema respiratorio asociadas a las infecciones invernales.

Por su acción antiviral y antibacteriana nos ayuda a combatir los resfriados y procesos virales, así como a proporcionar los BIO-ACTIVOS necesarios para la restauración de la mucosa respiratoria, modular y estimular el sistema inmunológico.

Todo ello se une a la acción antimicrobiana, antiinflamatoria e inmunoestimulante del propóleo, en una fórmula única sin azúcares añadidos, sin gluten y donde todos los ingredientes son de procedencia ecológica.

El propóleo rico en flavonas, galangina, polifenoles y aceite esencial. Es bactericida, antimicótico, inmuno estimulante y antioxidante de origen natural. El propóleoayuda a combatir bacterias, virus y hongos. 

El grosellero negro actúa como antialérgico, corticoadrenal regulador y antiinflamatorio. Las bayas son una buena fuente de minerales y vitaminas, y se dice que mejoran la agudeza visual, sobre todo la nocturna. El grosellero negro es también astringente, digestivo y antidiarreico. Últimamente se está haciendo especial hincapié en sus virtudes antialérgicas, por ser un estimulante corticosuprarrenal.

El tomillo también en un buen expectorante, bactericida y antitusígeno. Es un poderoso antiséptico natural debido a la presencia de una esencia rica en fenoles, principalmente timol y carvacrol. Su efecto espasmolítico a nivel de las vías respiratorias, que justifica su empleo como antitusivo, se atribuye tanto al aceite esencial como a la presencia de flavonas metiladas (timonina y cirsilineol). Estas propiedades hacen que se utilice a menudo en bronquitis agudas y crónicas, tos irritativa y en general, en afecciones de las vías respiratorias superiores.

El gordolobo tiene propiedades curativas como remedio para la tos crónica e infecciones del aparato respiratorio. Sus flores son empleadas para calmar la tos, reducir la congestión bronquial y otros trastornos de las vías respiratorias (infecciones de garganta, bronquitis, pulmonías, etc.).

El malvavisco tiene propiedades demulcentes, debido a los mucílagos, recubren la mucosa protegiéndola de las inflamaciones locales, favoreciendo la rehidratación y aliviando la irritación de las mucosas. Ejerce una función reguladora del tránsito intestinal

En esta mezcla se asocian plantas que actúan directamente sobre el espasmo bronquial (asma), con plantas antialérgicas como el grosellero negro, bacteriostáticas y expectorantes-antitusígenas

DESCUBRE OTROS PRODUCTOS PARA MEJORAR TUS DEFENSAS