ROMERO (Rosmarinusofficinalis)

El Aceite Esencial de Romero posee un aroma especiado, limpio y refrescante que renueva las fuerzas perdidas ante el cansancio físico y mental. Despierta, activa y moviliza para que tus energías y tu tiempo rindan al máximo y el disfrute sea mayor.

Ideal para ser utilizado en evaporación para disfrutar de sus cualidades en aromaterapia.

Su uso tópico es excelente siempre emulsionado con otros aceites o cremas. un potente antiséptico, antiinflamatorio, antioxidante y antimicrobiano. Tiene propiedades protectoras de la piel y del cabello.

De las propiedades aromáticas del aceite de romero cabe destacar la potenciación de la memoria y concentración. Su volatilidad es baja por lo que aguanta perfectamente en vaporizadores o en nuestro perfumador de cerámica.

Propiedades del aceite de romero:

Estimulante del sistema nervioso, del hígado y la bilis.

Antiséptico del aparato respiratorio.

Afrodisíaco.

Cicatrizante.

Antiparasitario.

Disolvente de las acumulaciones de grasa (celulitis)

Uso interno del aceite esencial de romero:

de 3 a 4 gotas, 2 o 3 veces al día en una cucharada de miel, leche de soja caliente, infusión o en azúcar.  Preferentemente después de las comidas.

Uso externo

En fricciones o en aplicaciones Indicaciones: Cicatrizantes. Llagas, quemaduras. Antiparasitario: sarna, piojos.
Uso cosmético: antiséptico, tónico. Lucha contra la celulitis. Borra las arrugas por su acción estimulante de la epidermis. Limpia la piel del acné e impide la formación de botones o granos.

DESCUBRE NUESTROS ACEITES ESENCIALES