Descripción

El Azufre actúa como regulador de las glándulas sebáceas y como normalizador de la función cutánea gracias a lo cual posee propiedades antiseborréicas y desinfectantes. Se recomienda su utilización en tratamientos locales de la piel con tendencia acnéica o con problemas de exceso de secreción sebácea y brillos. Posee además una actividad purificante y antiséptica.

Para pieles grasas, con acné y puntos negros